Ediciones de Alerta Digital Madrid Andalucía Baleares Cataluña Castilla y León C. Valenciana Galicia Vascongadas | RSS y redes sociales de AD REDACCION | 34182 lecturas

Publicado en por chemyrok

Tamaño del texto: + (mayor) / - (menor)

EE.- Los episodios de dispendios del sindicato UGT no cesan. Esta vez se trata del gasto que cargaban a una tarjeta VISA tres dirigentes de Madrid en concepto de gastos de representación y comidas, y que solo en un año ascendió a 100.000 euros, o lo que es lo mismo, un poco más de 16 millones de pesetas. Algunas comidas eran en fin de semana, en agosto, y también en Mallorca o en la costa levantina. UGT-A convoca el 9 de enero un Comité Extraordinario para estudiar los hechos

La revelación de estos datos, constata la información del diario ABC, es que muchas de estas comidas celebradas en restaurantes de lujo, eran principalmente comidas personales en fines de semana, con un dinero que procedía básicamente de las subvenciones que recibe el sindicato del erario público.

Los protagonistas

Los movimientos de las tarjetas -a los que ha tenido acceso ABC- corresponden a la cúpula de la Federación de Servicios Públicos de UGT, formada por Santiago Tamame, secretario general; su predecesor Manuel Sánchez Fuentes y, Macario Esteban, secretario de Finanzas. Entre los gastos aparecen apuntes contables como una comida de 921 euros el 21 de agosto de 2003 en el Es Pes de sa Palla, Palma de Mallorca. Al día siguiente cargaron dos cuentas de 220 y 191 en otro restaurante especializado en pescados y mariscos, La Balear.

Solo en la Arrosseria de Xátiva de Barcelona el cargo fue de 522 euros. Pero las mariscadas no era el único gusto gastronómico de estos tres líderes sindicales. A tenor de los movimientos, almorzaban casi a diario en la Marisquería el Océano, en Madrid, en la que gastaron miles de euros entre 2002 y 2004. Según estos mismos extractos bancarios, cada pocas semanas aparece una gran celebración como la de 650,88 euros que gastaron un nueve de abril.

Los protagonistas de la información visitaron además la sidrería vasca Zerain, o Casa Lucio, ambos en Madrid. A los citados restaurantes hay que añadir las marisquerías José Luis y Sarian, los gallegos Rías Bajas y Pereira o el Mesón El Marinero.

Los fines de semana

Cuando llegan los fines de semana, aparecen cuentas en restaurantes de la sierra de Madrid. En el caso del Asador de Caños, en Guadarrama, un sábado, 24 de agosto, dejaron un cargo de 114, 29 euros. Ese mismo día aparece otro gasto de 120 euros en El Picachuelo. También en Las Cuevas de Luis Candelas, otro domingo, un cargo de 78 euros.

Otros locales vistados -recoge ABC- son bares de copas un sábado en Marius Rosales, en el madrileño Paseo Pintor Rosales, donde gastaron 52 euros, o la cuenta de 400 euros que cargaron un 3 de mayo en el pub Albahaca. También era sábado.

Etiquetado en corruptolandia

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post