Caso ERE: El Ayuntamiento socialista de Gandía pagó 18.000 euros en comidas y vinos al sindicato UGT

Publicado en por chemyrok

Tamaño del texto: + (mayor) / - (menor)

Cándido Méndez

Cándido Méndez

LR.- La última legislatura socialista en el Ayuntamiento de Gandía le salió más que rentable a UGT. El PP de esta localidad, que accedió al Gobierno tras las últimas elecciones, se está encontrando facturas que superan los 18.000 euros y que demuestran que el consistorio pagó con dinero público actos de este sindicato. Almuerzos en hoteles de cuatro estrellas, dietas de bufetes de abogados, vinos de honor celebrados en la Casa de la Cultura municipal, los cafés y los bollos del descanso de sus congresos e incluso el diseño e impresión de los carteles para la campaña electoral de mayo de 2011.

En algunas de las facturas no aparece el nombre directamente de UGT, pero el PP ha identificado al sindicato como el emisor de las mismas. No obstante, en la mayoría de ellas aparece claramente el concepto. Es el caso de «Comida banquetes congreso comarcal UGT 10 de julio de 2009», que costó al erario 3.141 euros, de los que 300 fueron para las bebidas de los participantes, o una factura por valor de 3.531 euros para el cierre culinario de la Escuela Sindical de UGT en 2007, a la que asistió el secretario general del sindicato, Cándido Méndez.

También ha salido a la luz la factura de los carteles para las elecciones de 2011, que costaron 944 euros, la «asistencia al montaje de la VII edición de Premios del 1 de mayo de UGT de 2011», 590 euros, cantidad que ha sumarse al almuerzo que sucedió al evento y que también sufragó el Ayuntamiento y que sumó 729 euros. Capítulo aparte merece el dinero público que se destinó a sufragar parte de los gastos del sindicato en asesorías jurídicas y que suman casi 2.000 euros.

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, quien también es diputado nacional, no ha dudado en justificar estos pagos por el «apoyo institucional» que hacen «todos los ayuntamientos de España». Restó importancia al asunto asegurando que si se analizasen los «gastos protocolarios» en cualquier ciudad se vería como hay entidades, bien sean de sindicatos o de empresarios, que «reciben apoyo a veces en forma protocolaria de comidas». Es más, llegó a calificar estos almuerzos de «austeros».

En la misma línea, el portavoz en funciones del PSPV en Les Corts aseguró ayer que se trata de una práctica habitual en ayuntamientos y aunque dijo que los políticos deben dar ejemplo y evitar «en la medida de lo posible estas cuestiones», prefirió usar la táctica del «y tú más» e insistió en los beneficios que han obtenido empresas implicadas en el «caso Gürtel» en la organización de eventos para el PP.

La explicación no contentó a los populares; su portavoz parlamentario, Jorge Bellver, criticó el cinismo de los socialistas e insistió en que estas actuaciones son censurables, ya que no entra en las competencias de un Ayuntamiento pagar las comidas o los cócteles de los sindicatos para «ganarse su favor».

Etiquetado en corruptolandia

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post